Page 8 - 2017-trimestre4

Basic HTML Version

4rt trimestre 2017
09
Yo no suelo utilizar mucho esta técnica por mi estilo fotográ-
fico, pero las pantallas abatibles son uno de nuestras mejo-
res aliadas para esta práctica.
Muchas de las cámaras actuales tienen un disparo silencioso
que sería conveniente activar en estas circunstancias. Del
mismo modo, si usamos un
smartphone
deberíamos activar
el modo “Silencio” para que no suene cuando disparemos.
Pide un retrato
Si fotografiar extraños no es lo tuyo, simplemente pide un
retrato. Reconocidos fotógrafos de la calle como Diane Ar-
bus, Bill Cunningham y Vivian Maier pidieron a personas al
azar que posaran ante sus cámaras. Y no les fue nada mal.
Intenta acercarte a artistas callejeros y otros personajes in-
teresantes que nos encontremos. Para ello es importante
entender la cultura del lugar donde nos estemos moviendo.
Puede parecer un detalle menor, pero es básico para este
tipo de fotografía y, de hecho, le dedico un apartado en mi
libro a estas habilidades sociales.
Mantén tu cámara a mano
La belleza de la fotografía callejera es que la vida se desa-
rrolla constantemente a tu alrededor. Si no puedes acceder
fácilmente a tu cámara, puedes perder el momento. Muchos
compañeros fotógrafos están comenzando a dejar sus réflex
de lado y optar por equipos sin espejo, cámaras compactas.
Y, por supuesto el teléfono, que puede ejercer como cámara
de apoyo pero también como principal en muchas situacio-
nes.
La elección de un tipo u otro de cámara va más allá de
la calidad de imagen o las prestaciones. El tamaño y
peso para llevar el equipo siempre encima o la parte
psicológica -¿asusta la cámara que usamos a las per-
sonas retratadas?- son puntos a tener muy en cuenta.
La composición: geometrías y colores.
Personas, equipo, técnicas… son partes elementales
de la fotografía callejera. Pero lo cierto es que la com-
posición es uno de los grandes pilares si pretendemos
despuntar.
Sí, también en esta disciplina dominar la composición y
la luz es clave para conseguir buenas imágenes. Pue-
de parecer complicado hablar de composiciones per-
fectas y ordenadas con el grado de improvisación que
implica la fotografía callejera, pero en realidad la prácti-
ca nos permitirá acercarnos a esta idea.
La repetición de elementos es una muy buena opción.
Igual que el uso de formaciones geométricas a partir de
los elementos de la escena, que ayudan a dar armonía
y a que sea más fácil leer la imagen.
Por otro lado, el conocimiento del color, su ordenación
y confrontación, son otro punto que debemos estudiar
si queremos enriquecer nuestras imágenes y llevarlas
a un nivel mayor.
También la luz juega un papel básico en lo que se
quiere contar. La luz dura, por ejemplo, ayuda a gene-
rar un ambiente mucho más interesante y menos obje-
tivo de la escena. Al contrario que en prácticas como el
retrato, este tipo de luz es una de mis preferidas.