Page 9 - 2017-trimestre4

Basic HTML Version

4rt trimestre 2017
10
Buscar lo estrafalario e inesperado
Aunque suelo decir que lo extravagante siempre puede
ser fotografiado, es importante saber el motivo por el que
lo estamos retratando. A todos nos gusta darle al clic en
el momento que vemos algo raro y nuevo, pero lo cierto
es que nuestro sentido común debe también hacerse
cargo de ese impulso.
En este apartado también incluiría escenas divertidas o
la creación de yuxtaposiciones que generar un dialogo o
narrativa interesante, graciosa o llamativas. El humor es
siempre un gran recurso fotográfico.
Fotografía creando capas
Todos conocemos las capas en Photoshop y lo que nos
permiten los modos de fusión. Conseguir estos efectos
de modo natural es un buen elemento narrativo.
Mientras que la lluvia podría arruinarnos un día fotográfi-
co si pensamos de forma negativa, dicho agua genera
unas texturas en cristales propicios para conseguir exce-
lentes tomas cargadas de misterio o con mayor halo de
interés. Si vamos añadiendo capas de superficies se
pueden crear imágenes muy abstractas y con gran inte-
rés.
Experimenta con velocidades de obturación
La gente en la calle rara vez se queda quieta. Como re-
gla general, recomendamos disparar a un mínimo de
1/250 de segundo para evitar el desenfoque de movi-
miento. Aun así, hay ocasiones en las que vale la pena
disparar a velocidades de obturación más lentas. Si que-
remos capturar un coche o una bicicleta dejando el fondo
borroso deberemos bajar esa velocidad entre 1/15 y
1/125 de segundo y probar con el enfoque de seguimien-
to.
Por el contrario, podemos usar velocidades de obtura-
ción lentas si queremos desenfocar a los sujetos mien-
tras se mueven dejando el fondo enfocado. Este tipo de
juegos de la obturación son siempre muy recurrentes
para conseguir imágenes diferentes en función a factores
como la narrativa o la luz disponible en cada momento.
Mantén la calma y conoce tus derechos
Tarde o temprano ocurrirá si haces muchas fotos en la
calle: alguien preguntará qué estás haciendo y para qué.
Si sucede, la mejor opción es ser simpático, explicar el
motivo real de la toma y ser empático.
Existen muchas formas de tranquilizar a las personas, pero
sobre todo ponernos en su lugar y tener una ética previa
nos ayudará a la hora de afrontar estos momentos. Es im-
portante no ponerse nervioso y, llegado el caso, recordar
que la mejor manera de acabar con una posible discusión
es borrar la foto de la discordia.
En todo caso es importante conocer las leyes a las que nos
atenemos en cada lugar que fotografiemos, porque no es
igual fotografiar en España, en Francia, o en Estados Uni-
dos.
Web photolari.com